ENCUÉNTRAME

El Divino frescor del Viento de Otoño en calma, recordando que somos criaturas unidas a las Estaciones, criaturas emocionales, abiertas y sometidas a las cadenas de los estados de ánimo, a las dulces y amargas emociones, que sólo si son conscientes, elevan el vuelo a lo mas alto del Universo.

¿Qué constituye la Fuente de Inspiración?

El corazón de la poeta en guardia, mas allá de los estados infinitos de confusión, de pérdida de sendero de tristeza orgánica.

¿Cómo se cosen las heridas?

¿Con qué hilo nos zurcimos el Alma?

No existe el hilo que cosa, es un esfuerzo de crear nueva parte, sabia nueva, nueva piel, nuevo tejido..

Y dentro de eso, la palabra que repone, la mano sujetando, la esperanza iluminando cada instante de vida.

Creo que Esperanza es lo único que nos mantiene interesados en ese sendero de color indistinto.

Esperando la tarde, paciente en la mañana, esperando en la noche la llegada de nosotros mismos, pues nos perdemos entre tanto pensamiento, entre tanta mare de pulsión…..rítmica….inconsciente

¿Dónde estamos?

Como me gustaría saberlo, definir el transcurso del tiempo, la sublime cadencia de ese segundero apuntando las olas en pleamar.

Nada consuela cuando el tiempo ha hecho su camino recio en nosotros, solo la ESPERANZA de que me encuentre un Día…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *